Toda la verdad sobre cómo afectan los fenómenos meteorológicos a las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico

cómo afectan los fenómenos meteorológicos a las placas solares
En un momento en el que cada vez más personas se plantean decantarse por generar energía de forma limpia y sostenible, surgen malintencionados mitos relacionados con cómo afectan los fenómenos meteorológicos a las placas solares de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico.

Buena parte de estas leyendas urbanas no tienen otro objetivo que desacelerar el espectacular crecimiento, que se vive en la sociedad actual, de ese sentimiento consciente de que hay que luchar por un mundo más respetuoso con el medio ambiente. Para ello, se valen del desconocimiento de las posibilidades reales de la energía solar, así como de hipótesis simplistas que tienen fundamento empírico consistente.

Por ello, desde Quantum nos sentimos con la responsabilidad de arrojar un poco de luz al respecto, y es que pese a lo frágil que pueda parecer la lámina de vidrio que corona cualquier placa solar integrante de un sistema de autoconsumo fotovoltaico, su resistencia está más que garantizada. Es más, en algunos aspectos ciertos fenómenos meteorológicos son incluso beneficiosos para este tipo de instalaciones.

Mitos de cómo afectan los fenómenos meteorológicos a las placas solares

A continuación, expondremos algunos (de los muchos) mitos que se han difundido sobre cómo afectan los fenómenos meteorológicos a las placas solares de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico.

  • Días nublados y con lluvia

Uno de los rumores más extendidos es aquel que afirma que durante un día nublado o de lluvia el sistema fotovoltaico no produce electricidad. Esto es falso. Las nubes afectan a la radiación, pero no impiden que la luz del sol llegue al panel solar. Es decir, el sistema puede seguir generando energía a buen ritmo aunque no produzcas la misma cantidad de energía que en un día soleado. En estos días la generación solar es menor y más irregular en su producción, pero por muy ‘cerrado’ que se encuentre el día si hay luminosidad en el ambiente, las placas solares producen energía.

*Datos de producción de instalación de 3,6 kWp el 1 de diciembre de 2019 en Sevilla

En general, sin centrarnos en casos extremos, la lluvia puede resultar hasta beneficiosa para el rendimiento de las placas solares ya que ayuda a limpiar la suciedad acumulada en la superficie del montaje, mejorando con ello la eficiencia del sistema.

Por otro lado, las tormentas también ayudan a rebajar las temperaturas de los paneles fotovoltaicos, lo cual redunda positivamente en el rendimiento de la instalación

  • Granizo

Respecto al granizo, otro de los “enemigos mitológicos” de las placas solares, hay que poner de manifiesto que las granizadas comunes, las que todos hemos experimentado en primera persona alguna vez en nuestra vida, no tienen la capacidad de romper un panel solar de calidad contrastada.

En Quantum Energía Verde solo trabajamos con paneles solares que hayan sido sometidos a estrictos controles de durabilidad y eficiencia, que garantizan la robustez y la resistencia del vidrio que los compone. El vidrio templado de la parte frontal de un panel solar es capaz de soportar grandes impactos: concretamente la mayoría de paneles solares son capaces de soportar bolas de granizo de 40mm de grosor a 23 m/s, básicamente como el impacto de una pelota de golf.

  • Rayos

Los rayos son otra preocupación muy extendida entre aquellos usuarios que están pensando en montar este tipo de sistemas en sus casas.

En términos estadísticos la posibilidad de que un rayo llegue a caer en nuestra vivienda es extraordinariamente excepcional. Sin embargo, de darse la rareza, una correcta instalación fotovoltaica hará que la energía proveniente del rayo se desvié a la toma de tierra de la instalación, canalizando toda la fuerza eléctrica del impacto e impidiendo que tanto la cubierta como la instalación fotovoltaica sufran consecuencias mayores.

  • Nieve

La nieve, por su parte, tampoco tiene una capacidad destructiva sobre las placas solares de los sistemas de autoconsumo fotovoltaico. Es cierto que la nieve puede suponer una merma en su rendimiento cuando una nevada se dilata demasiado en el tiempo y la solidez de la misma es elevada. Esto puede provocar que una capa de grosor relevante cubra los paneles fotovoltaicos y haga que los rayos de sol no alcancen al módulo, provocando que el sistema no produzca nada. No tendremos más que retirar la nieve cuando mejore el tiempo y el sol alumbre de nuevo el paisaje.

  • Viento

El viento es quizá el fenómeno atmosférico más peligroso para la integridad estructural de una instalación fotovoltaica: sucede así tanto para los paneles solares como para cualquier estructura colocada en el exterior de un edificio o cubierta (aires acondicionados, antenas de televisión…).

La mejor forma de hacerle frente es contando con profesionales en la materia. Una instalación fotovoltaica común puede tener una vida útil superior a los 25 años, de ahí que sea vital a nivel técnico prestar la máxima atención a la forma en que se coloquen las placas solares y a la sujeción de estas sobre las cubiertas. En Quantum Energía Verde tenemos muy en cuenta las características del viento de cada región, de cada zona y de cada casa y cubierta, para reforzar donde es necesario y encontrar soluciones de colocación que a largo plazo presenten buen rendimiento e integración estética, pero más aún solidez a prueba de rayos, truenos, granizo o cualquier fenómeno meteorológico que acontezca.

La instalación solar adecuada para soportar cualquier condición climática

Los sistemas de autoconsumo fotovoltaico resisten realmente bien cualquier tipo de condición meteorológica. Tanto es así que, pese a encontrarse a la intemperie, el ciclo mínimo de vida útil se sitúa como advertíamos en torno a los 25 años.

Sabemos eso sí que el tiempo es caprichoso y cada vez más imprevisible, de ahí que ni las placas solares ni otras estructuras pueden estar preparadas para resistir indemnes cualquier acontecimiento meteorológico extremo. Así, en los casos de tornado, huracán, inundación u otros desastres naturales tendremos que preocuparnos por cuestiones más elementales, y esperar a que la instalación fotovoltaica resista el envite, y pueda, incluso, proporcionarte electricidad si la catástrofe derivase en un apagón generalizado.

En lo importante, si estás pensando en montar placas solares fotovoltaicas en tu hogar o negocio, has de tener claro que la mayor parte de las inclemencias del tiempo no tendrán gran impacto en tu instalación. La clave (como sucede cuanto tomamos decisiones de impacto real en nuestras vidas) está en apostar por proveedores de referencia y contrastada excelencia técnica y operativa. No todas las empresas podrán ofrecerte las mismas prestaciones ni gozarán del mismo nivel de satisfacción y credibilidad por parte de los usuarios. Nosotros te recomendamos, que elijas la empresa que elijas, no dejes de solicitar información y asesoría a Quantum, líder en autoconsumo fotovoltaico en Andalucía.

 

Imagen: Pixabay

 

Deja tu respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ahora Subvencionado al 40%
Infórmate aquí
MENU